ROSA CABARCAS

Rosa Isabel Cabarcas Jiménez

Rosa es sin duda, una de esas mujeres que llevan la tradición en sus manos y en su alma. Cuenta que empezó a hacer fritos hacia el año de 1933, cuando trabajaba en la casa del doctor Rafael Martínez, quien se percató del gran talento que tenía para hacer fritos exquisitos, sobre todo, los buñuelos de fríjol. De esta manera, empezó a participar en diferentes ediciones del Festival, en el que ha obtenido 26 premios por la excelencia y calidad de sus fritos. Para ella, su mejor receta es el buñuelo de fríjol, ya que considera que es el que más le gusta al público y en el que “nadie le ha podido ganar”, pues solo en esta categoría ha conseguido 12 reconocimientos al mejor buñuelo. Para Rosa, el secreto está en hacer los fritos con un amor muy grande y tener en cuenta la técnica, pulcritud y calidad en los ingredientes, para que los productos sean excepcionales.

Loamador
Fritos típicos