GISELLE CARABALLO

Griselle Caraballo Gómez

Es hermana de Adelaida Caraballo, también cocinera. Pero ella dice que tienen distinta sazón, aunque ambas son igual de buenas. Son cuatro hermanas y todas fritan, asegura. Es cartagenera que heredó de su madre Carmen Alicia el gusto por la cocina, ella ofrecía sus productos en Chambacú. Grisell cuenta que empezó a los 19 años a cocinar y no ha parado de hacerlo. Hoy con sus hijos mayores tienen una regla: aquel que llega un día a su casa a visitar, “tiene que fajarse a hacer fritos”. A pesar de que son profesionales un químico, un matemático y un historiador, su deber en cuando la visitan, es meterse a la cocina a fritar. Esta cocinera dice con orgullo que todos sus hijos crecieron “a fuerza de fritos”.

Olaya Herrera
Fritos típicos Bandejas pa’ fritar en casa